viernes, 16 de junio de 2017

0

Dead Sea: El espectador es la ‘Lampa Asesina’

“Dead Sea”
Director: Brandon Slagle
EEUU
2014

Sinopsis (Página Oficial):

Una bióloga marina es asignada para investigar la misteriosa muerte de la vida marina en un lago de agua salada que se ha atribuido a una criatura con una leyenda a su alrededor.

Crítica Bastarda:

Con una secuencia de introducción traumática, para penetrar tu cerebro con los dedos grasientos del director, el terror llega a tu playa favorita. Lo único agradable de este engendro es el final, en el que las dos protagonistas montadas en un coche aprovechan a poner la radio para escuchar la canción del final y los créditos… y que acabe el accidente cerebrovascular. Yes que “Dead Sea” no es una película de horror, aunque trata de aferrarse a conceptos e imágenes del imaginario ‘pirañil’ o de criaturas surgidas de aguas misteriosas. No, es algo peor que un hit veraniego de Leticia Sabater. No obstante, hay que hacer las siguientes consideraciones ante de proponerse ver esta gran obra del cine vacacional: 


La propia idea de pensar en ver el largometraje equivale a meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto. 
El póster es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
Conseguir la película es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
Pulsar el play en el reproductor es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
Decir en público que has pensado en ver “Dead Sea” o que has visto el BODRIO es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.


Vayamos al trauma. “Dead Sea” quiere ser un thriller de acción con un tono dramático e incluso desarrolla mecanismos sobre las heridas abiertas en un frente bélico. El conjunto es cutre de cojons y una fruta shit… pero Brandon Slagle se aferra a ese tono mierder sobre un tono mierder y otro tono mierder. Sí, desea destruir nuestro cerebro y humillarnos públicamente. No hay nada que se salve en ese ‘mar muerto’ cinematográfico y toda persona tiene que hacer las siguientes consideraciones si desea adentrarse en el BODRIO: 

Los diálogos son como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto. 
La dirección es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
Las interpretaciones son como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
La banda sonora es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
Los efectos visuales son como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
La dirección es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.
El guión es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto.


En resumen, “Dead Sea” es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto. Personalmente admiro a Brandon Slagle por atreverse a hacer una ‘monster movie’ sin prácticamente monstruo y que vemos mejor en el póster que en la propia película. ¿Mucha publicidad engañosa? Digamos es que la lampa ‘mamá’ no sale hasta el final… si es que alguien ve algo, claro. Y las hijitas no llegan al tamaño de monstruosidad necesario, retratado en la longitud y grosor de los penes de Nacho Vidal o Rocco Siffredi

Pero lo peor de todo es que nada tiene ni fruta gracia y uno ve estas películas mierder para reírse un rato. ESA era supuestamente la teoría pero la práctica es que Slagle consigue que se te quede la misma cara que en el funeral del único superviviente después de una brutal matanza familiar. 

Lo dicho, la experiencia de ver “Dead Sea” es como meterse una lampa caníbal-rabiosa-asesina por el recto. Tal vez usted sea la lampa asesina y esté destinado a buscar un recto que devorar. Piénselo. 

Licencia de Creative Commons
Historias Bastardas Extraordinarias by Maldito Bastardo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada (lea antes los Mandamientos de este blog)

Lea antes los Mandamientos de este blog.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...